miércoles, 10 de octubre de 2012

PASTEL FÁCIL DE YORK Y QUESO

Para este pastel delicioso necesitamos:


3 huevos, un vaso de leche, unas 6 lonchas de jamón de york, la misma cantidad de lonchas de queso graso, rebanadas de pan de molde sin corteza, nuez moscada, sal, aceite o mantequilla para engrasar la fuente de horno, un "cucharón" de leche condensada (opcional), orégano.




Es muy fácil de hacer, primero batimos dos huevos con el vaso de leche, sal y una pizca de nuez moscada. Acto seguido mojamos en esta mezcla las rebanadas necesarias para hacer una capa de pan en la fuente (dependiendo de la forma que tenga la fuente, redonda, rectangular, etc).




Capa de pan, capa de york, capa de queso. Y así repetimos hasta acabar con una capa de queso, para poder gratinarlo y que nos quede bonito. Por último batimos el huevo restante con una cucharada generosa de leche condensada y lo vertemos encima del pastel, cuidando que penetre bien de forma uniforme. Esto dará el toque ligeramente dulce si se desea así, si no prescindimos de la leche y usamos sólo el huevo.

Media hora en el horno a unos 180º y ¡listo!. Gratinar unos 5 minutos si se desea y espolvorear con orégano si os gusta esta especia tanto como a mí... en las fotos pongo una porción porque recién salido del horno "voló" y sólo me quedó esto para fotografiar... 

4 comentarios:

  1. Que pinta tiene¡¡¡¡¡¡¡ lo haré a ver que tal me sale aunque soy menos mañosa para la cocina que tú.. un beso!

    ResponderEliminar